Beirut, una ciudad a la que querrás volver una y mil veces

 

Beirut, la capital de Líbano es una ciudad de contrastes. Caos y sorpresas te esperan en una ciudad que es ejemplo de convivencia multicultural, Se trata de uno de los destinos más occidentalizados de Oriente Medio y está llamado a desmontarte muchas ideas preconcebidas.

A punto de aterrizar te das cuenta de la inmensa extensión de esta megalópolis, 200 kilómetros cuadrados bordeados por el Mediterráneo y que ofrecen un skyline en el que destacan impresionantes rascacielos.

Un remanso de paz cuyas calles nos recuerdan que no siempre fue así. Dar un paseo por el centro supone encontrarse uno frente a otro con ejemplos como el del barrio Ain Mreisse donde edificios dañados se entremezclan con otros impolutamente blancos y modernos.

El máximo exponente de esta modernidad lo encontramos en los Beirut Souks un área reconstruida por completo tras la guerra y que hoy luce como un centro comercial con tiendas de las más exclusivas marcas.

Especial mención merece también el paseo marítimo denominado La Rauche y que es la opción alternativa para caminar sin tráfico. Espectaculares atardeceres, restaurantes, bares y mucha vida tanto de día como de noche son los principales alicientes de este punto de encuentro entre locales y turistas.

Un escaparate de vida occidentalizada que contrasta por ejemplo con el repicar de campanas llamando a los cristianos (40% de la población) a misa y del canto muecín llamando a los musulmanes (54% de los ciudadanos).

Minaretes y cruces cristianas conviven en armonía dando lugar a un paisaje difícilmente imaginable en otros lugares.

Otro de los barrios más pintorescos y modernos es Gemmayzeh, donde conviven personas de todas partes del mundo. Tiene un aspecto algo desordenado lleno de edificios históricos y callejones con múltiples muestras de arte urbano.

Paseando hacia el norte te encontrarás con el ruidoso barrio de Mar Mikhael en el que podrás hacerte una foto en sus famosas escaleras de colores, uno de los puntos más instagrameables de la ciudad.

Muy destacable también es la riqueza histórica y artística de la ciudad. Prueba de ello es el Museo Nacional de Beirut, que alberga colecciones arqueológicas de gran valor.

Por otra parte sobresale la mezquita Mohammad Al-Amin que se caracteriza por su gran tamaño y su cúpula azul en contraste con su fachada beige, que cuenta con cuatro minaretes.

Un descanso de ensueño

Un viaje a Beirut te dejará extasiado y con ganas de más. Disfruta de un reparador descanso en Le Royal Beirut Hotel***** cuyas habitaciones están equipadas con todas las comodidades y que cuenta incluso con su propio parque acuático.

Este parque está reconocido como el parque temático más grande del medio oeste y ofrece una gran variedad de actividades y una amplia oferta gastronómica que abarca desde comida internacional hasta kioscos donde crepes, gofres y dulces son los protagonistas.

El lugar idóneo para refrescarse durante el verano mientras que el Royal Spa del hotel es el santuario perfecto para relajarse a lo largo de todo el año. Un complejo de cuatro plantas y 6000 metros cuadrados de extensión que cuenta con el único hammam auténtico en Líbano, gimnasio completo, amplia variedad de tratamientos y unas impresionantes vistas al mediterráneo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar