Bursa, una metrópolis cultural

La ciudad es conocida como ‘Yeşil Bursa’ o Bursa Verde, en alusión a los múltiples parques y jardines que hay repartidos por la ciudad y que la convierten en un bello pulmón natural que va en armonía con un crecimiento urbano ordenado.

Su nombre es también clave en la historia del Imperio Otomano y por ello en 2014 la UNESCO eligió la denominación ‘Bursa y Cumalikizik: nacimiento del imperio otomano’ como Patrimonio de la Humanidad.

El legado cultural de Bursa es hoy su principal reclamo turístico para ciudadanos de todo el mundo. Entre la oferta cultural de la ciudad destacan los monumentos religiosos. A través de ellos podemos conocer en profundidad la historia turca.

Cabe citar en primer lugar la Gran Mezquita o Ulu Cami, el templo más grande de la ciudad, con 20 cúpulas en su interior.

Otro de los templos más conocidos es la Mezquita Verde o Yesil Türbe que debe su nombre a los azulejos que lo recubren. Se trata de un edificio de gran importancia histórica ya que en sus habitaciones se realizaron las alabanzas más importantes. Son muy características sus cúpulas de plomo.

El Mausoleo Verde es otra de las edificaciones más destacadas. Como curiosidad decir que originariamente sus azulejos eran de color azul pero debido a un terremoto estas piezas debieron ser cambiadas y se reemplazaron por unas de color verduzco.

Merece también una visita el cementerio de la región denominado Muradiye y donde descansan príncipes y sultanes en medio de espacios verdes exquisitamente decorados. Una lección de historia a través de tumbas como la del Fundador de Bursa.

El Gran Bazar es otro de los lugares que nos servirán para conocer la cultura turca. Es un inmenso mercado cubierto dividido en dos partes y donde se venden antigüedades (Bedesten) y prendas de seda (Koza Han).

La gastronomía es otro de los alicientes de esta ciudad llena de restaurantes que ofrecen lo mejor de la cocina turca. Además sus mercados callejeros ofrecen la posibilidad de degustar recetas como las castañas escarchadas o el Iskender Kebap mientras se pasea.

LOS MEJORES MUSEOS

La oferta museística es, si cabe, más impresionante. Comenzamos destacando el Museo Arqueológico donde además de restos arqueológicos hay una amplia muestra de cerámica mientras que el Museo Turco Islámico por su parte exhibe una extensa muestra de arte otomano.En él se muestra una gran colección (más de 40.000 piezas) de cerámica, alfombras, objetos de metal y manuscritos.

En homenaje al que fuera fundador de la República turca, Mustafá Kemal Pasa, conocido como Atatürk, se construyó un museo con el mismo nombre. En él se exponen algunos de sus discursos, efectos personales, manuscritos y fotografías de su vida así como cuadros que representan la independencia turca.

Destaca también el Museo de İznik, edificado sobre un edificio de arquitectura otomana del siglo XIV está centrado en la industria del azulejo y donde pueden visitarse obras de arte de los imperios otomanos, bizantinos y romano.

Después de tanta visita cultural seguro que agradecen un buen descanso. Lo encontrarán en los hoteles BlueBay Grand Celik Palace***** y Ataturk Palace by Blue Diamond*****GL, unos establecimientos en los que el lujo y las aguas termales son los protagonistas. Ambos hoteles están situados en el centro y ofrecen servicios como la mayor piscina termal de la ciudad en un centro de spa, sauna, baño turco y gimnasio. ¡Acomódense y disfruten!.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>