Las Cuevas del Pomier en Dominicana, un viaje al pasado

La Reserva Antropológica Cuevas del Pomier es un conjunto de 55 formaciones miocenas de piedra caliza ubicadas a tan solo 7 km al norte de la ciudad de San Cristóbal. Por su amplia variedad de pinturas rupestres y los secretos que esconden sus cuevas sobre la antigua vida en las cavernas, son consideradas únicas en toda la República Dominicana y muy poco frecuentes en el resto del mundo.

Descubrimiento de las Cuevas del Pomier

La primera vez que se visitaron las Cuevas del Pomier en la época moderna fue en 1851, cuando el historiador y naturista británico Sir Robert Schomburgk descubrió este conjunto de cuevas prehistóricas y dejó su nombre grabado en la pared.  Sin embargo no fue hasta 1969 que se le dio la importancia merecida al ser declarada Monumento Natural y posteriormente en el año de 1993 obtuvo la categoría de Reserva Antropológica.

Pinturas Rupestres

Las Cuevas del Pomier resguardan una colección conformada por miles de pinturas rupestres que fueron creadas por los indígenas taínos e igneris (o iñeris) hace más de 2000 años. Para su realización se utilizaron una mezcla de carbones y grasa de Manatíes. Cada uno de los pictogramas ilustra una pequeña parte del estilo de vida y creencias prehispánicas de dichas comunidades.

División de las cuevas

La cueva principal se encuentra divida en 4 secciones, cada una con una temática específica:

Sala de los Grandes Edentados: En el año de 1976 se realizaron excavaciones en esta sección de las Cuevas del Pomier y se hallaron fósiles animales herbívoros de gran tamaño.

Sala de Boinayel: Esta sección de la cueva recibe el nombre del Dios de la lluvia, quien según la antigua creencia transformaba sus lágrimas en gotas de lluvia.

Sala de Cohoba: Las pinturas rupestres de esta sala narran el rito espiritual Cohoba, utilizado para entrar en contacto con los dioses. Este consiste en un ayuno de varios días para posteriormente, en la cueva, entrar en trance con ayuda de un polvo alucinógeno.

Sala de los Grandes Bloques: Cuenta con grandes bloques de piedra que se desprendieron del techo con el paso del tiempo.

Lo que se debe de saber antes de agendar una visita a las Cuevas del Pomier

Transporte:

El camino para llegar a las cuevas es sencillo, puede transitarse fácilmente con un automóvil particular, además cuenta con señalamientos para una correcta y rápida ubicación.

Costo:

Visitar las Cuevas del Pomier es un viaje al pasado por un bajo costo, y además se cuenta con la opción de pagar los servicios de un guía.

Precauciones:

Una vez dentro de las cuevas entra muy poca luz solar, por lo cuál es necesario llevar por lo menos una lámpara para poder disfrutar sin complicaciones el recorrido.

Por su amplia variedad de pinturas rupestres que revelan cómo era la vida en la época de las cavernas, es un destino obligado para las personas que disfrutan los viajes culturales y la antropología.

Fotografía: Dustin Mejía, Centro Cultural Perelló.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>