Rincones de Mallorca que aún quedan por descubrir

Hay muchísimos lugares en la isla de gran belleza que solo los locales o visitantes avezados conocen. Desde pueblos de montaña sacados de cuentos de hadas hasta playas con arenas finas y blancas. Un paraíso al alcance de cualquiera que quiera salir del bullicio y los clásicos reclamos turísticos que nunca acaban de colmar las expectativas del buen viajero.

Empezamos por Palma, también conocida como “Perla del Mediterráneo”. Aquí los imprescindibles son la Plaza Mayor, vías como Jaime III y el Borne para gozar de tiendas clásicas y pequeñas boutiques. Para saciar tu ansia de cultura son básicos los museos de Es Baluard y el Palau March. Para el bullir real de la ciudad: barrios como El Terreno, Santa Catalina y la Llonja.

iStock-610239670

Al norte de la isla se encuentra Pollença, un pueblo con calles estrechas y una impresionante plaza principal rodeada de cafés con un encanto mayúsculo. Su puente romano, denominado Pont Roma aún en uso, es una auténtica maravilla.

Aún en el norte destacamos el Cap de Formentor, donde la Serra de Tramuntana se abraza con el mar Mediterráneo. El paisaje es espectacular con miradores de obligada parada como Mal Pas y la torre de Talaia d´Albercutx. la costa noroeste Deiá te espera encaramado en un barranco a los pies de la montaña de Teix. Es quizás el pueblo más bonito de la isla y durante década ha sido imán para artistas de todos los ámbitos, bohemios, soñadores y almas creativas. El escritor Robert Graves fue de sus ilustres más celebrados.

iStock-160051970

Si quieres disfrutar del bullir de un pueblo pesquero auténtico, el lugar que no debes pasar por alto es el distrito de Felanitx y Portocolom, uno de los más atractivos de la zona este. Su nombre se debe al descubridor Cristóbal Colom. Tradición e historia se mezclan en este enclave costero por descubrir…

Si buscas paisajes y montaña en estado puro para practicar senderismo o salidas en bicicleta, el lugar que buscas se llama Orient, una pequeña aldea al lado del Puig de Alaró. Un pueblo que tiene tan solo 40 casas y alrededor de 20 habitantes donde sirven la mejor lechona de toda la isla.

iStock-508190158

Más naturaleza en estado puro: Isla de La Dragonera. Un lugar declarado reserva natural de la biosfera en la década de los 80 del que nunca querrás irte. Está en San Telmo, a menos de diez minutos al oeste del Puerto de Andratx.

La isla da para mucho y podríamos estar horas y horas recomendando más lugares, pero eso será en otra próxima entrega. Para acabar dejamos una última recomendación si buscas un ambiente romántico y mediterráneo: Cala Figuera. Un lugar que te lleva a una Mallorca previa a la llegada del gran turismo. Es fácil de encontrarlo desde Santanyí, Es Llombards o Ses Salines.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar