Consejos para viajar con niños en avión

Llega esa época del año otra vez, en la que todos nos vamos de viaje en busca de climas más cálidos y disfrutar de unas vacaciones con sol, mar, arena… y, por supuesto, con un vuelo con niños de por medio.

No hay otra manera de decirlo. Viajar con niños pequeños en avión puede ser un reto en el mejor de los casos, pero no tiene porqué ser una pesadilla. Os traemos unas recomendaciones para entretener a los niños y asegurarnos un vuelo lo mejor posible. Hemos dividido estos consejos en partes, para tenerlos en cuenta antes de viajar con los niños y cómo mantenerlos entretenidos en los aviones.

viajar en avión con niños

Antes del vuelo con niños

Nosotros mismos podemos hacer más fácil eso de viajar con los niños, incluso antes de subir al avión. Hay que tener en cuenta que un niño cansado es un niño irritable por lo que es recomendable reservar los vuelos en un horario en el que sepamos que están descansados y despiertos.

aeropuerto con niños

También es una buena idea tomar el propio aeropuerto como una aventura. Podemos explicarles qué reglas deben seguirse en los aeropuertos, cómo funcionan con tanta gente y, asegurarnos de explicarles de que es un trámite para luego estar de vacaciones.

Lo que debes llevar al volar con niños

Todo depende de cada niño pero siempre hay algunos consejos comunes a seguir. El principal, hacer la maleta de forma inteligente con algunos de los juguetes favoritos de nuestros hijos. Una gran recomendación: escoger los juguetes que más tiempo los entretienen. Algunos de ellos podría ser su libro favorito, un pequeño juego de mesa, un libro para colorear o, por supuesto, un juego o película cargado en la tableta.

Unos clientes nos comentaron que ellos lo que hacen es comprar una guía de viajes y, junto con los niños en el avión, deciden todo lo que harán cuando lleguen. ¡Una idea genial!

Viajar en avión con niños pequeños

avión con niños

Viajar con niños pequeños conlleva desafíos, pero ninguno de ellos insuperable. Cuando reservemos los billetes, podemos pedir asientos más anchos o que están en la salida de emergencia. Suelen tener más espacio y marca la diferencia. Incluso si no es posible, podemos intentar el cambio en el mismo vuelo.

Si vuestro hijo aún lleva pañales, os recomendamos llevar al menos un 33% más de pañales lo que normalmente necesitamos. Los retrasos en el aeropuerto son un hecho y podemos ponernos muy nerviosos si nuestros pañales se agotan. Llevar una muda de repuesto también es útil.

Llevar una manta ligera o toquilla en nuestro equipaje de mano ocupa poco espacio y puede ser de gran consuelo si su hijo quiere dormir durante el vuelo. Es útil sobre todo en los vuelos de corta distancia en la que no se suelen proporcionar mantas.

Los momentos de despegue y aterrizaje pueden ser un momento de estrés  incluso para los adultos, más aún para los niños pequeños o bebés que no saben lo que sucede. Para este momento, os recomendamos guardar una pequeña bolsa de caramelos para los niños más pequeños o esperar a alimentar a los bebés.

Viajar con niños mayores

Viajar con niños mayores es un poco más fácil ya que al menos podemos mantenerlos entretenidos con alguna conversación. El uso de la tecnología es un gran aliado también. Podemos acudir a las descargas de juegos, películas y libros electrónicos en nuestra tableta electrónica. En un vuelo de larga distancia contamos con el entretenimiento a bordo pero en un vuelo corto de un par de horas a España podemos conseguir que los niños se aburran.

Por esto, y si no tenemos una tableta, una buena recomendación es preparar una carpeta con actividades, juegos, rompecabezas, papel en blanco, lápices e, incluso pegatinas.

Las chucherías también son muy importantes cuando se viaja con niños en avión. Pero debemos tener en cuenta también el azúcar en exceso para que los niños no acaben hiperactivos y con mucha sed. Los aviones tienen poca humedad y conducen rápidamente a la deshidratación.

También podemos recurrir a las historias de aviones, incluso de miedo, como uno de los mejores consejos para volar con niños. Podrán pensar en Armageddon pero ya sabemos que el vuelo no tiene porqué ser así.

vacaciones con niños

Por último, no debemos olvidar una cosa: nunca avergonzarse de volar con niños. Tienen tanto derecho a estar allí como todos los demás… ¡y disfrutar de unas vacaciones con BlueBay!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>