¿Lamborghinis abandonados en plena calle?

Es posible que Dubái sea la única ciudad del mundo en el que el abandono de coches de lujo y alta gama se haya convertido en un problema para las autoridades locales.

Hay ciudades que tienen que lidiar con un gran número de mascotas sin dueño en sus calles. Otras sufren problemas de espacio y falta de oferta de viviendas asequibles. Algunas urbes tienen altos niveles de delincuencia mientras que otras tienen un problema serio en el almacenamiento de basura y desechos.

Pues bien, Dubái, la capital y ciudad más importante de Emiratos Árabes Unidos, tiene un serio problema de coches de lujo abandonados en sus calles y principales parkings. La estampa es tal os la estáis imaginando: cientos y cientos de vehículos de marcas como Porsche, Lamborghini, Maserati, Mercedes, Hummer, Ferrari o BMW, cubiertos de polvo y abandonados en cunetas, plazas de aparcamiento y carreteras secundarias. Ojo, muchos de ellos incluso con las llaves puestas y los depósitos de gasolina casi al máximo.

Puede parecer la estampa de un apocalipsis zombi en una tierra de lujo y derroche pero es una situación absolutamente real. Según las últimas cifras deslizadas por el gobierno local, hay casi más de 3000 coches de alta gama en dependencias locales esperando a sus dueños o haciendo cola para entrar en algún lote de subasta.

Según llevan explicando algunos meses las autoridades y medios locales, los propietarios de estos coches no son habitantes de los Emiratos, en su mayoría son extranjeros y expatriados. La explicación más extendida para este fenómeno es que los dueños no podían hacerse cargo de las letras de los préstamos de los coches, o incluso muchos se han demostrado que ya debían dinero a sus acreedores. Esto en cualquier otro lugar, aunque grave, no sería motivo para deshacerse de estas joyas mecánicas y salir pitando, pero en Dubái se trata de un tema serio. Las leyes locales tienen una tolerancia cero con los impagos y si son denunciados son tratados como un delito mayor y conllevan penas de privación de libertad e importantes multas. Por lo tanto durante los años más crudos de la crisis mundial, muchos supuestos ricos tuvieron que salir por piernas del país con lo puesto, y sus superdeportivos se quedaron en el camino al aeropuerto.

Este fenómeno se ha ido descubriendo de forma progresiva a medida de que los coches iban ganando en centímetros de polvo y suciedad y copaban espacios durante largos periodos de tiempo en plazas de aparcamiento de gran utilización en los aeropuertos de la zona.

Como muestra, un botón. El pasado año medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco de la incautación por parte de la policía de Dubái de un exclusivo Ferrari Enzo, un modelo del que solo se fabricaron 400 unidades para todo el planeta, tras haber pasado varios meses esperando a su dueño en un parking.

Según las leyes locales, si el dueño no reclama su coche tras los 15 días desde que la policía lo considera oficialmente como abandonado, pasa a formar parte de un lote para subastar a un precio mucho más asequible del que se puede encontrar en el mercado de segunda mano, y por supuesto en cualquier concesionario oficial de marcas tan distinguidas y caras.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar