Consejos básicos para viajar a Marruecos

Marruecos es el país vecino de España por excelencia, sólo 14 kilómetros separan el continente europeo del africano en un estrecho donde Mar Mediterráneo y Océano Atlántico se unen. Tan lejos, pero tan cerca, la aventura de cruzar este pequeño charco es una oportunidad que no debe dejarse de lado. Es increíble la sensación de, no sólo viajar en el espacio (que es mínimo), sino, realmente, realizar un viaje en el tiempo.

Marruecos es un país con un sinfín de posibilidades, desde una escapada romántica en un riad al estilo de las mil y una noche, una aventura en camello por el desierto del Sahara, disfrutar un fin de semana en Tánger, su ciudad más internacional y cosmopolita, hasta la posibilidad de practicar kitesurf en el Essaouira, donde se encuentra uno de los puntos del planeta con las mejores condiciones de navegación para este tipo de deporte. Por lo que, si entre tus próximos destinos estás barajando la posibilidad de conocer la tierra del Cous Cous y las especias, aquí os dejamos algunos consejos prácticos para organizar tu aventura por el norte de África:

CÓMO LLEGAR

Barco: A Marruecos se puede llegar en barco desde el sur de España. Se puede salir desde el Puerto de Tarifa o desde el Puerto de Algeciras. La duración del trayecto desde Tarifa es mucho más corta, no llega a una hora, pero los barcos suelen ser más pequeños y si las condiciones meteorológicas no lo permiten, se suspenden la travesía. Mientras que los barcos que salen desde Algeciras son más grandes y por consecuente más lentos, pero suelen garantizar la salida a pesar del mal tiempo.

Avión: También se puede ir a Marruecos en avión. Hay muchas posibilidades de combinaciones de vuelos, compañías y aeropuertos, depende de donde se quiera viajar. Las compañías aéreas de bajo coste que operan desde Europa suelen tener como destino Marrakech.

VISADO

Las personas con pasaporte de la comunidad europea no necesitan visado para entrar a Marruecos para una estancia de tres meses.

COMIDA

La gastronomía marroquí es muy variada y condimentada. Exquisita, pero si no estás acostumbrado y no quieres tener problemas estomacales, es aconsejable no intentar probarlo todo el primer día…

DAR PROPINA

En Marruecos se suele dar propina por todo, porque te ayuden con una dirección, te lleven las maletas, así que no te falten las monedas.

REGATEAR

En Marruecos, todo se regatea. El precio fijo no existe y todo es cuestionable y negociable. Por lo que, nunca el precio inicial es el verdadero. A la hora de comprar ve con tiempo y con ganas de conseguir el mejor precio, porque el regateo es el deporte nacional de Marruecos.

LA PACIENCIA

El tiempo se detiene en Marruecos. Lo más aconsejable, armarse de paciencia en todo momento.

MUY IMPORTANTE LA VUELTA A CASA

Si vuelve en barco, lo suyo es que revises con tiempo el estado del tiempo ese día. El estrecho sufre grandes corrientes marítimas y hay veces que se adelantan o retrasan las salidas debido a las condiciones meteorológicas.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>